viernes, 15 de junio de 2012

EL VEGANISMO Y LAS TRAZAS DE LOS ALIMENTOS.

EL VEGANISMO Y LAS TRAZAS DE LOS ALIMENTOS. 

Las personas que han decido llevar una alimentación libre de productos animales evitan consumir alimentos que contengan estos ingredientes [Grasa bobina, huevos, derivados lácteos, huesos (usados para obtener gelatina, y para refinar la azucar blanca, y para refinar algunos vinos y otras bebidas alcohólicas)] provenientes de la explotación y muerte de animales.

Todos los alimentos envasados, tienen un algo en común. Tienen la particularidad de contener trazas de ingredientes tales como lácteos/ huevos.


¿QUE SON LAS TRAZAS?

Las trazas son diminutas partículas de ingredientes que quedan en la maquinaria que usan las fábricas para procesar sus alimentos. De esta forma, si una empresa fabrica varios productos, siendo uno de ellos que contengas ingredientes de origen animal, se corre el riesgo de que las partículas de estos se cuelen en la fabricación de otros alimentos que no contenga estos ingredientes en su composición. Estas diminutas partículas es lo que se conoce como trazas.


¿POR QUÉ SE LAS IDENTIFICAN EN EL ETIQUETADO?

Existe una legislación que obliga a los fabricantes a incluir en sus etiquetas dichos ingredientes para informar al consumidor por si presenta alguna patología de alergia o intolerancia a dichos ingredientes.

¿PUEDEN ESTOS ALIMENTOS CONSIDERARSE APTOS PARA VEGANOS?

Todos Quienes están dando sus primeros pasos en el veganismo se topan con esta pregunta. ¿Podre consumir este producto?


La Conclusión es SI.
La respuesta Podría argumentarse bajo el hecho de que resulta inevitable que estas partículas lleguen a nuestros alimentos.

Estas trazas NO son los ingredientes del producto. Están presentes pero no la hemos demandado como ingredientes.

El veganismo mas haya de ser una decisión ética a favor de los animales, debería tener un peso mayor en lo que respecta a alimentación saludable.

Nuestra opinión es que un vegano/a debería tratar en lo posible de consumir alimentos naturales/ frescos, y menos procesados/envasados.

4 comentarios:

  1. Gracias por esta publicación! Desde que soy vegano consumo productos con trazas, pero a veces me siento un poco culpable, pero conociendo otras opiniones como la tuya el concepto cambia. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Yo también soy vegano, y hace poco he empezado a cuestionar este tema. Si, en ciertos casos tendremos que decidir si jugárnosla a comer un producto con posibles sustancias animales (los que pueden contener leche o huevos), pero hay otra pega que si podría hacer que nos cuestionáramos mas esta libertad y/o nuestra forma de vida, como es nuestro aporte económico, con el que promovemos consciente o inconscientemente la explotación animal por parte de los fabricantes. Luego, podríamos decir que está igualmente mal comprar productos animales de cualquier tipo y para cualquier uso que pagar por productos exentos de ellos pero que mantienen a estas empresas, las cuales se encargan de bulnerar los derechos de los animales a los que tanto defendemos. Yo veo como alternativas el consumo de alimentos ecológicos de empresas libres de las prácticas mencionadas anteriormente, que, aunque también beneficie a los distribuidores de productos ecológicos que nos ofrecen en una cantidad ridícula alimentos de origen animal, nuestro aporte, en comparación, es muchísimo menor. Eso, en caso de no poder optar por otra alternativa que consistiría en producir nuestros propios alimentos.

      Eliminar
  2. El huevo no es un alimento vegetal, y las trazas de huevo que pueda contener o contenga un paquete de macarrones (por ej) ni es vegetal ni es vegano.

    ResponderEliminar